top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Rebeca La Mujer Con Fe Indecisa

Palabra del Deia: Indecisa

Para titubear, hablar con vacilación, operar o actuar inestablemente.

Rebeca se menciona en la Biblia como bella, cortés, hospitalaria, trabajadora y servicial. Poseía muchas virtudes, pero también era conocida en la Biblia como la madre que tuvo favoritismo por uno de sus hijos, y eso es algo que explicaré más adelante en la lección. Su nombre significa "una soga para animales"

Rebeca fue la mujer elegida para casarse con el hijo rico de Abraham, Isaac. Abraham era viejo y quería casar a su hijo antes de su muerte. Decide confiarle a su siervo mayor la tarea de encontrar una esposa para Isaac. Ese siervo podría haber sido Eliezer, quién adoraba a Dios y se dedicó a Abraham, dicha tarea no se podía dar a alguien que no conocía al Dios de Abraham.


Génesis 24:1-2

Era Abraham ya viejo, y bien avanzado en años; y Jehová había bendecido a Abraham en todo.

2 Y dijo Abraham a un criado suyo, el más viejo de su casa, que era el que gobernaba en todo lo que tenía: Pon ahora tu mano debajo de mi muslo,


Génesis 15:2

Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer?

Abraham, como el padre de Isaac, hizo solicitudes muy específicas con respecto a la búsqueda de su futura nuera. La orden de casarse solo con el pueblo de Dios aún no se le había dado a Abraham, pero su estrecha relación con Dios le hizo desear separarse de los paganos que lo rodeaban a él y a su familia.


Génesis 24:3-4

y te juramentaré por Jehová, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no tomarás para mi hijo mujer de las hijas de los cananeos, entre los cuales yo habito;

4 sino que irás a mi tierra y a mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac.

Deuteronomio 7:3-4

Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo.

4 Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto.


Por un momento, el siervo dudó de las palabras de su amo y le dijo que si ella se niega a venir conmigo. Abraham tuvo que recordarle a su siervo que Dios había prometido la semilla, y ahora era el momento de encontrar una novia para su hijo, porque Dios había dicho que multiplicaría su semilla como la arena de la orilla del mar.


Génesis 24:5, 7

5 El criado le respondió: Quizá la mujer no querrá venir en pos de mí a esta tierra. ¿Volveré, pues, tu hijo a la tierra de donde saliste?

7 Jehová, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra de mi parentela, y me habló y me juró, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra; él enviará su ángel delante de ti, y tú traerás de allá mujer para mi hijo.

Génesis 22:17

de cierto te bendeciré, y multiplicarétu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar;y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

Siendo Eliezer ese hombre de oración, emprendió su viaje en busca de la novia de Isaac. Oró por la dirección de Dios, una búsqueda divina. Llegó a Mesopotamia al pozo de Nahor y aquí es donde conoció a Rebeca.


Génesis 24:12-15

Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham.

13 He aquí yo estoy junto a la fuente de agua, y las hijas de los varones de esta ciudad salen por agua.

14 Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor.

15 Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Milca mujer de Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro.


Rebeca era una mujer soltera y hermosa que no había conocido hombre. Como dije antes, ella era bien servicial. Ella no solo le dio agua al siervo de Abraham, sino que también les dio agua a sus camellos. Esta no fue una tarea pequeña. Cada camello bebe alrededor de cinco galones de agua y para obtener el agua del pozo, eso significaba que Rebeca no solo era una dama servicial sino también cortés. Probablemente yo habría fallado esa tarea, especialmente en esa área con tan alto calor :-(


Génesis 24:16-21

Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía.

17 Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo: Te ruego que me des a beber un poco de agua de tu cántaro.

18 Ella respondió: Bebe, señor mío; y se dio prisa a bajar su cántaro sobre su mano, y le dio a beber.

19 Y cuando acabó de darle de beber, dijo: También para tus camellos sacaré agua, hasta que acaben de beber.

20 Y se dio prisa, y vació su cántaro en la pila, y corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó para todos sus camellos.

21 Y el hombre estaba maravillado de ella, callando, para saber si Jehová había prosperado su viaje, o no.


Según los ojos del siervo, Rebeca había cumplido los requisitos para ser una buena esposa. El siervo la recompensó con un generoso regalo (joyas). Inmediatamente le preguntó quién era y de quién era hija, ya que quería saber si su familia adoraba al mismo Dios que su amo.


Génesis 24:23-24

y dijo: ¿De quién eres hija? Te ruego que me digas: ¿hay en casa de tu padre lugar donde posemos?

24 Y ella respondió: Soy hija de Betuel hijo de Milca, el cual ella dio a luz a Nacor.


Rebeca le ofreció un lugar para alojarse por la noche. El siervo bendijo al Dios de su amo porque lo había llevado a Rebeca.


Génesis 24:25-27

Y añadió: También hay en nuestra casa paja y mucho forraje, y lugar para posar.

26 El hombre entonces se inclinó, y adoró a Jehová,

27 y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de mi amo Abraham, que no apartó de mi amo su misericordia y su verdad, guiándome Jehová en el camino a casa de los hermanos de mi amo.


Rebeca tenía un hermano que se llamaba Labán, que luego llegó a ser el padre de Raquel y Lea. Tan pronto como vio los regalos de Rebeca, corrió a encontrarse con este hombre. Más adelante en la Biblia, Labán es conocido por ser un traidor que siempre buscaba lo que es conveniente y no lo que es correcto.


Génesis 24:29-31

Y Rebeca tenía un hermano que se llamaba Labán, el cual corrió afuera hacia el hombre, a la fuente.

30 Y cuando vio el pendiente y los brazaletes en las manos de su hermana, que decía: Así me habló aquel hombre, vino a él; y he aquí que estaba con los camellos junto a la fuente.

31 Y le dijo: Ven, bendito de Jehová; ¿por qué estás fuera? He preparado la casa, y el lugar para los camellos.

Una vez que el siervo llegó a la casa de Rebeca, se presentó a la familia y les dijo el motivo de su viaje. Él les dijo quién era su amo y les dijo que se le había encomendado encontrar una esposa para el hijo de su amo. También mencionó el requisito número uno para que esa mujer no fuera una mujer pagana.

Génesis 24:34-38

Entonces dijo: Yo soy criado de Abraham.

35 Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos.

36 Y Sara, mujer de mi amo, dio a luz en su vejez un hijo a mi señor, quien le ha dado a él todo cuanto tiene.

37 Y mi amo me hizo jurar, diciendo: No tomarás para mi hijo mujer de las hijas de los cananeos, en cuya tierra habito;

38 sino que irás a la casa de mi padre y a mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo.


Sus padres y Labán acordaron casar a Rebeca con Isaac, porque sabían que era del Señor. Rebeca ahora estaba llegando a lo desconocido, pero la decisión de abandonar la casa era suya, ya que decidieron llamar a la doncella para preguntarle. Podría haberse negado a casarse con Isaac porque nunca lo había visto, pero decide obedecer y confiar en el Señor. El siervo les dio joyas de plata y oro a cambio de la futura esposa.


Génesis 24:50-51,53

Entonces Labán y Betuel respondieron y dijeron: De Jehová ha salido esto; no podemos hablarte malo ni bueno.

51 He ahí Rebeca delante de ti; tómala y vete, y sea mujer del hijo de tu señor, como lo ha dicho Jehová.

53 Y sacó el criado alhajas de plata y alhajas de oro, y vestidos, y dio a Rebeca; también dio cosas preciosas a su hermano y a su madre.

Génesis 24:57-58

Ellos respondieron entonces: Llamemos a la doncella y preguntémosle.

58 Y llamaron a Rebeca, y le dijeron: ¿Irás tú con este varón? Y ella respondió: Sí, iré.


Rebeca estaba en el viaje para encontrarse con su futuro esposo. Isaac vino a encontrarse con su novia mientras ella se acercaba a él. Ella tomó su velo y se cubrió la cabeza e Isaac llevó a Rebeca a la tienda de su madre, y ella se convirtió en su esposa. Se convirtieron en una sola carne mientras ella consolaba a su esposo por la muerte de su madre. Dios recompensó a Rebeca con un matrimonio monógamo, ya que ella era la única mujer de Isaac.

Génesis 24:64-67

Rebeca también alzó sus ojos, y vio a Isaac, y descendió del camello;

65 porque había preguntado al criado: ¿Quién es este varón que viene por el campo hacia nosotros? Y el criado había respondido: Este es mi señor. Ella entonces tomó el velo, y se cubrió.

66 Entonces el criado contó a Isaac todo lo que había hecho.

67 Y la trajo Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer, y la

Isaac tenía cuarenta años cuando tomó a Rebeca como su esposa, y oró a su Dios porque su esposa era estéril. Dios escuchó su oración y lo bendijo con gemelos, el pacto de Dios con Isaac se había sido confirmado. Dieron a luz a un par de gemelos; y para entonces, Isaac ya tenía sesenta años, lo que significa que habían pasado 20 años sin tener hijos.


Génesis 25:20-26

y era Isaac de cuarenta años cuando tomó por mujer a Rebeca, hija de Betuel arameo de Padan-aram, hermana de Labán arameo.

21 Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer.

22 Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová;

23 y le respondió Jehová: Dos naciones hay en tu seno, Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, Y el mayor servirá al menor. m

24 Cuando se cumplieron sus días para dar a luz, he aquí había gemelos en su vientre.

25 Y salió el primero rubio, y era todo velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú.

26 Después salió su hermano, trabada su mano al calcañar de Esaú; y fue llamado su nombre Jacob. Y era Isaac de edad de sesenta años cuando ella los dio a luz.


Los niños lucharon juntos desde el vientre de su madre, y esto es algo que continúo más allá del nacimiento. El tiempo no sanó esas heridas, Rebeca no usó el discernimiento que una madre típicamente tendría para sus niños. Carecía de reverencia y respeto por su esposo. Ella exhibió favoritismo con respecto a sus hijos. Ella tomó medidas en sus manos. Dios tenía un plan para esos niños, pero en su falta de fe, ella dio la dirección equivocada. Le dijo a Jacob que le robara la primogenitura a su hermano. Rompió el compañerismo y la relación que tenía con su esposo que la amaba tanto. Pasó sus días finales sin saber qué le había sucedido a su hijo Jacob, el hijo que tanto amaba, porque tuvo que esconderse de su hermano Esaú que lo quería matar por robar su primogenitura.


Génesis 25:28-34

Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba a Jacob.

29 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado,

30 dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.

31 Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura.

32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura?

33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.

34 Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Conclusión: Rebeca tenía una fe indecisa, llegó la oportunidad de demostrar su fe y falló al igual que Pedro. Actualmente estamos viviendo en tiempos difíciles. No olvidemos nuestro propósito aquí en la tierra.


*Por favor deje un comentario si esta lección ha sido de bendición a su vida.


He agregado algunos versículos a continuación para aquellos que no están seguros si el cielo es su futuro hogar. Por favor, comparta conmigo si acepta al Señor Jesucristo como su Salvador a través de esta publicación. ¡Con gusto me alegraré con usted!


que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 10:9–13


7 views0 comments

Recent Posts

See All

Kommentit


bottom of page