top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Sifra y Fúa, Las Parteras Que Temieron a Dios

Updated: Feb 20

Palabra Del Día: Partera

Una mujer que asiste a otra mujer durante el parto.


Vivimos en una cultura o sociedad donde los cristianos piensan que debemos someternos al gobierno en lugar de a Dios. Los tiempos no son diferentes de aquellos días en Egipto; el gobierno también dio edictos a su pueblo lo mismo que hoy. La Biblia nos dice en el libro de Éxodo que se emitió un decreto para matar a los niños hebreos tan pronto como nacieran.


En este post conoceremos a dos damas, Sifra y Fúa, con gran valentía y convicción, la valentía que necesitamos hoy en día. El coraje es algo que tenemos que reforzar en nuestra vida, y también tiene que manifestarse en nuestras acciones. Ser cristiano no significa que seamos débiles o que tengamos que vivir con miedo; Dios ya nos ha dado la victoria en el Calvario. Estas dos damas no tenían la Biblia para leer acerca de los logros (milagros) que Dios había realizado en el pasado, lo que significa que vivieron sus vidas por fe y no por vista. Tenemos la Biblia y aún dudamos de las maravillas y milagros realizados por Dios en el pasado.


Estas dos damas eran parteras hebreas. El nombre de Sifra significa "procrear", y el nombre de Fúa significa "tener hijos". Según los historiadores judíos, estas dos damas estaban a cargo de más de 500 parteras, razón por la cual Faraón acudió directamente a ellas para que dieran órdenes a las demás parteras. Faraón quería usar a estas damas para acabar con toda la nación judía; Faraón también fue la herramienta que Satanás deseaba usar para destruir la simiente de la mujer.


Éxodo 1:15

Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo:


Éxodo 1:16

Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva.


Satanás tiende a olvidar la promesa de redención de Dios a través de Cristo y le encanta usar a personas como Faraón para traer destrucción; aquí vemos la evidencia. Satanás conocía el plan de Dios, pero también cree que puede ser más astuto que Dios y, a veces, debemos recordarnos que Dios tiene el control de cada situación y no desanimarnos por las mentiras que Satanás planta en nuestras mentes. Entonces, no importa cuánto trate Satanás de destruir el plan de Dios, siempre habrá alguien que confíe en Él, como las dos parteras.


Génesis 3:15

Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.


Sifra y Fúa decidieron no obedecer a su gobierno y entendieron que Dios estaba primero, y su fe las hizo tomar esa gran decisión. La persecución siempre vendrá desde diferentes ángulos y, a veces, puede que no se sienta como una persecución ya que nuestras convicciones y el amor hacia Dios automáticamente nos llevarán al siguiente paso que es la obediencia.


Éxodo 1:17-18

Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños.

18 Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños?


Hechos 5:29

Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.


Las parteras arriesgaron sus vidas y sus familias para preservar la nación judía. No sabemos si mintieron cuando dijeron que las mujeres judías no eran igual que las egipcias. Lo que si sabemos con certeza es que ayudaron a que la nación judía no se extinguiera. Recuerde que todos tenemos a alguien por encima, es decir, un jefe, un dios o una ley que hay que respetar, pero en este caso, las parteras lo tenían claro y sabían qué reglas seguir.


Éxodo 1:18-21

Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños?

19 Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas.

20 Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera.

21 Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias.


Cuando Faraón escuchó esas palabras de parte de las parteras, decidió cambiar el plan, y el nuevo plan era ahogar a todos los bebés judíos varones en el río Nilo. Como probablemente usted ya sabe, Dios nunca se quedará falto de milagros, y aquí es donde comienza la historia del bebé Moisés, que también encontrará en este blog. Es hermoso leer sobre esta historia, pero, ante todo, Dios las llamó por sus nombres, por lo que no son solamente las parteras sino: Sifra y Fúa.


Éxodo 1:22

Entonces Faraón mandó a todo su pueblo, diciendo: Echad al río a todo hijo que nazca, y a toda hija preservad la vida.


Conclusión: Después de aprender acerca de Sifra y Fúa me anima profundamente su testimonio, su decisión del ayer y su obediencia aún impactan las vidas de hoy. Le animo a no temer al hombre sino a Dios, y recuerde que Él siempre está control.



3,294 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page