top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Marta una Anfitriona Ocupada

Palabra del día: anfitriona Una persona que actúa como anfitrión.


Marta es la única dama en la Biblia que lleva este nombre y su nombre significa "dama o señora". Tenía dos hermanos, María y Lázaro. Esta familia rica vivía en Betania, algunos estudiosos dicen que ella era la esposa o la viuda de Simón el leproso.

Mateo 26:6

Y estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso.

Marta poseía un talento y era que disfrutaba dar hospitalidad a los demás. Jesús a menudo vino a quedarse en su casa porque era muy bien recibido. Marta era alguien que no tenía un equilibrio y a veces caemos en esa categoría.

Lucas 10:38

Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.

Estos hermanos tuvieron el privilegio de alojar al Rey de reyes en su casa. El Señor se quedaba en su casa cada vez que iba a visitar Jerusalén. Esta familia era una familia respetable y cada uno servía al Señor según su talento. Marta proporcionó un lugar para que el Señor viniera y tuviera comunión con los demás. Marta era el tipo de dama que se levantaba temprano en la mañana para hacer la compra, limpiar la casa y cocinar. Ella ciertamente no era una persona perezosa. Cuando Jesús llegaba a su casa podemos estar seguros de que Marta no era la persona que se hiba a discupal por tener la casa sucia o desordenada. Parece ser que ella tenía todo bajo control, Marta era alguien que amaba su casa y amaba hospedar a otros.


Mateo 21:17

Y dejándolos, salió fuera de la ciudad, a Betania, y posó allí.


Juan 11:20

Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle…

Pero había una cosa mala en el corazón de Marta y es cuando se quejó con el Señor de que su hermana no la estaba ayudando y fue cuando María estaba a los pies de Jesús. Marta estaba irritada al saber que tenía que hacerlo sola y culpaba a Jesús por la falta de ayuda.

Lucas 10:40

Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.


Jesús le respondió amorosamente diciéndole "Marta, Marta", Marta estaba ansiosa y quería que las cosas fueran perfectas y es la misma falla de hoy en día. En esta escena se le describe como alguien práctica pero no espiritual. El Señor quiere que tengamos comunión con Él más que nuestro servicio a Él y ella había olvidado el propósito principal de Su visita.

Lucas 10:41–42

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.

42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.


Varios meses después encontramos a Marta triste por la enfermedad de su hermano Lázaro. Las hermanas Marta y María enviaron un mensaje a Jesús y querían que llegara a Betania pronto. Pero el Señor no llegó a tiempo y cuando llegó, Lázaro ya había fallecido y había estado enterrado por cuatro días. Marta culpó a Jesús por la muerte de su hermano, aquí vemos que Marta tenía fe en Él y reconocía Su poder sobre la muerte.


Juan 11:21

Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.


A Marta se le había olvidado que Jesús también estaba en el negocio de hacer milagros. Lázaro resucitó de la muerte. Marta se había preocupado y el Señor amaba a esta familia tanto porque tenía una estrecha relación con ellos. En este capítulo es donde encontramos el versículo más corto de la Biblia.

Juan 12:1

Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos.


Juan 11:43

Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!

Juan 11:35

Jesús lloró.

Una vez más, encontramos a Martha haciendo lo que le gustaba que era recibir a otros. Ella era una dama noble que usaba su talento para servir al Señor y a las personas que lo acompañaban.


Juan 12:2

Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.


Conclusión: Aunque Marta era una dama que sirvió al Señor con sus talentos, también debemos reconocer que se distrajo. Nuestras hogares representan el lugar donde servimos al Señor y para otros serían sus talentos. No seamos como Marta, que era práctica pero no espiritual.


*Por favor deje un comentario si esta lección ha sido de bendición a su vida.


He agregado algunos versículos a continuación para aquellos que no están seguros si el cielo es su futuro hogar. Por favor, comparta conmigo si acepta al Señor Jesucristo como su Salvador a través de esta publicación. ¡Con gusto me alegraré con usted!


que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 10:9–13



15 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page