top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Jocabed Madre de Niños Notables

Updated: Jul 22, 2022

Palabra del Día: Notable

Digno de nota, atención o cuidado. Dicho de una cosa: Grande y sobresaliente, por lo cual se hace notar en su línea. Inferior al sobresaliente y superior aprobado.


Esta mujer nos sirve como ejemplo de fe y cómo cultivar hijos para el Señor. Jocabed es la madre de Aarón, Miriam y Moisés. Ella era de la tribu Levi, y estaba casada con Amram, que también era de la misma tribu.


En el capítulo 1 de Éxodo, la Biblia nos dice que Faraón ordenó a su pueblo que arrojaran al río a todos los niños varones que habían nacido de los judíos. Moisés nació alrededor de esta época, y sus padres lo escondieron durante tres meses. Llegó el momento en que Jocabed ya no pudo ocultar a su hijo; ella tomó una canasta (arca) y la colocó en el río Nilo. Tenga en cuenta que este río es el más largo del mundo. Debe haber sido muy difícil para una madre hacer este acto, pero en el capítulo 2 versículo 3 dice que era un niño hermoso. Había algo especial en este niño, y ella lo notó de inmediato. Esto no significa que sus otros dos hijos no fueran especiales, pero como madres sabemos que cada niño es diseñado en Su propia imagen.


Ella usó el arca como una forma de proteger a su hijo. Recuerde en Génesis 6:14 Dios le había ordenado a Noé que construyera un arca: Hazte un arca de madera de gopher; harás habitaciones en el arca, y la lanzarás por dentro y por fuera con brea. Dios usó el arca para salvar a los descendientes de Noé porque él había encontrado gracia en Sus ojos. Esta madre realmente puso su fe en acción y recordó los eventos del pasado. El arca no solo significaba protección, sino que también daba esperanza hacia el futuro. El arca fue diseñada con una puerta; Jesucristo es el único camino al cielo. El arca y la cruz eran de madera. La conclusión aquí es obedecer. Noé obedeció al Señor construyendo esta arca, y Jocabed puso su fe en el Señor. No había nada más que ella pudiera hacer. Hubo un decreto de Faraón, y ella tuvo que respetarlo.


Después de colocar a su hijo en el río, su hermana pequeña Miriam se puso desde lejos para verlo. La hija de Faraón, su única hija, vino al río para bañarse con sus doncellas. Cuando notó el arca, les pidió a sus doncellas que lo trajeran, agarró al bebé y el bebé lloró. La Biblia dice que tuvo compasión por este niño y que sabía que era judío. También sabía sobre el decreto que su padre había ordenado, pero decidió quedarse con el bebé independientemente de su orden. Su nombre no se menciona en la Biblia, pero según la historia su nombre podría haber sido Hatshepsut ya que su padre reinó durante el tiempo en que Moisés nació. Miriam vio cuando ella tomó al bebé, así que le preguntó si podía conseguir a una de las mujeres judías para amamantarlo, y la hija de Faraón estuvo de acuerdo. Jocabed fue la mujer judía que amamantó a su propio bebé, e incluso le pagaron por hacerlo. Lo bueno es que ella pudo llevarse a su hijo y amamantarlo, pero también tuvo que devolverlo una vez que ya no lo estaba amamantado. Durante esos días, los bebés eran destetados hasta los 5 años, lo que significa que Jocabed pudo entrenar a su hijo durante esos años importantes. Al igual que el programa Head Start, este es un programa promovido por nuestro gobierno en algunos estados de la nación. Básicamente proporciona cuidado de niños hasta los 5 años. Nosotras, como cristianas, no debemos tomar ventaja de estos programas debido a que es nuestra responsabilidad de guiar a nuestros hijos, no la del gobierno. La hija de Faraón amaba a este niño hasta el punto de que él se convirtió en su hijo y lo llamó Moisés porque ella lo sacó de las aguas. Aunque ella lo amaba, Moisés fue entrenada por su madre para amar a Dios.


Moisés recibió la guía espiritual de su madre y más tarde recibió la sabiduría mundana de los egipcios. Ya grande, Moisés se negó a ser llamado hijo de la hija de Faraón. Jocabed no llego a ver en lo que sus hijos se convirtieron. Moisés se convirtió en un líder nacional, Aaron se convirtió en el primer sumo sacerdote de los israelitas, y Miriam fue una poetisa y músico de talento. Jocabed está en la Biblia para que sepamos qué hubo una vez una mujer que pasó por una prueba, pero decidió enfocarse en Dios y no en sus circunstancias.


Conclusión: No nos corresponde conocer el futuro de nuestros hijos, sino hacer las pequeñas cosas que impactarán su futuro: Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino,

Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Para todas ustedes, madres, nunca dejen de orar por sus hijos. Dios tiene una promesa para nosotros, Apocalipsis 8:4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

Madres jóvenes que todavía están criando a niños pequeños, tengan cuidado con los mentores de sus hijos, familiares, amigos, maestros y entrenadores. Salmo 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;






5 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page