top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Betsabé Perdonada y Restaurada

Palabra del Día: Restaurada Para volver a un estado original.

Betsabé era una mujer hermosa, la esposa de Urías, su esposo era el comandante más leal en el reino de David. Su nombre significaba "La Séptima Hija o La Hija de un Juramento". Su origen familiar era de la familia de Eliam, una familia temerosa de Dios cuyo nombre significaba "Dios es gracia". Eliam fue uno de los consejeros de David.


La historia comienza en 2 Samuel capítulo 11 cuando David se despertó a última hora de la mañana caminando hacia la azotea de su casa vio que Betsabé estaba tomando un baño. David codició a esta mujer en el momento en que la vio, y envió mensajeros para que la trajeran como si estuviera disponible. Lo que vemos en esta historia es que él vio, el envió por ella y pecó con ella. David había seducido a esta mujer mientras su esposo estaba de servicio luchando contra los amonitas.


2 Samuel 11:2–4

Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa.

3 Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo.

4 Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa.


Betsabé cedió al adulterio, la Biblia no dice que ella se negó a tener relaciones sexuales con David. Ella queda embarazada y le envió un mensaje a David para hacerle saber que estaba en cinta. Betsabé no podía acudir directamente al rey, necesitaba un mediador para expresar su situación.


2 Samuel 11:5

Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta.


David trae a su esposo de la batalla, y tenía un plan, quería que Urías tuviera intimidad con Betsabé de esa manera Urías pensaría que el bebé era suyo, pero el plan no funcionó. Una vez que Urías llegó a la casa del rey, David le pidió un informe sobre la guerra y luego le ordenó que fuera a su casa y le dio un regalo de comida.


2 Samuel 11:6–8

Entonces David envió a decir a Joab: Envíame a Urías heteo. Y Joab envió a Urías a David.

7 Cuando Urías vino a él, David le preguntó por la salud de Joab, y por la salud del pueblo, y por el estado de la guerra.

8 Después dijo David a Urías: Desciende a tu casa, y lava tus pies. Y saliendo Urías de la casa del rey, le fue enviado presente de la mesa real.


Pero Urías, siendo ese comandante leal, no regresó a su casa y durmió en la puerta de la casa del rey. No sabemos por qué Urías no regresó a su casa, cualquiera pensaría que a un hombre le gustaría tener intimidad con su esposa, especialmente cuando estuvo fuera por tantos días.


2 Samuel 11:9

Mas Urías durmió a la puerta de la casa del rey con todos los siervos de su señor, y no descendió a su casa.


Bueno, la razón por la cual Urías no regresó a su casa es porque no era un hombre para disfrutar placeres mientras sus soldados estaban en guerra. ¡Qué hombre tan leal! Y eso es exactamente lo que Urías le dijo al rey cuando le notificaron que no había regresado a su casa. Entonces David le dijo que pasara la noche en su reino y que lo enviaría de regreso a la zona de guerra al día siguiente.


2 Samuel 11:10–12

E hicieron saber esto a David, diciendo: Urías no ha descendido a su casa. Y dijo David a Urías: ¿No has venido de camino? ¿Por qué, pues, no descendiste a tu casa?

11 Y Urías respondió a David: El arca e Israel y Judá están bajo tiendas, y mi señor Joab, y los siervos de mi señor, en el campo; ¿y había yo de entrar en mi casa para comer y beber, y a dormir con mi mujer? Por vida tuya, y por vida de tu alma, que yo no haré tal cosa.

12 Y David dijo a Urías: Quédate aquí aún hoy, y mañana te despacharé. Y se quedó Urías en Jerusalén aquel día y el siguiente.

Al día siguiente, David le escribió una carta a Joab y le envió la carta con Urías. Esta carta contenía la orden del rey de poner a Urías a la vanguardia. Esto significa que David lo quería muerto. David no solo se acostó con la esposa de Urías, sino que ahora estaba tramando la muerte de su comandante leal. Urías jamás supo le que contenía la carta.


2 Samuel 11:14–15

Venida la mañana, escribió David a Joab una carta, la cual envió por mano de Urías.

15 Y escribió en la carta, diciendo: Poned a Urías al frente, en lo más recio de la batalla, y retiraos de él, para que sea herido y muera.

Urías fue asesinado en la zona de guerra como David lo había planeado y tan pronto como el acostumbrado período de duelo pasó, Betsabé se convirtió en la esposa de David. Y nació el hijo de una unión adúltera.

2 Samuel 11:17

Y saliendo luego los de la ciudad, pelearon contra Joab, y cayeron algunos del ejército de los siervos de David; y murió también Urías heteo.


2 Samuel 11:26–27

Oyendo la mujer de Urías que su marido Urías era muerto, hizo duelo por su marido.

27 Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová.

El profeta Natán le dijo a David que la espada nunca saldría de su casa porque había tomado a la esposa de Urías para hacerla su esposa. El juicio iba a venir a la casa de David, David se arrepintió de su pecado pero el niño se enfermó y murió en una semana.

.

2 Samuel 12:10

Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.

Mientras el bebé aún estaba vivo, David ayunó y lloró y esperaba que Dios tuviera gracia sobre él. Durante el luto de su hijo muerto, David, dijo: ¿Podré yo hacerle volver? No podía, pero esperaba un milagro. La muerte de su bebé se convirtió en el juicio divino sobre su oscuro pecado.

2 Samuel 12:22–23

Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño?

23 Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí.


El Señor bendijo a la pareja con otro hijo y su nombre era Salomón, que significa "Amado del Señor". Dios había dejado atrás su pecado, Betsabé se convirtió en una mujer virtuosa y se convirtió en la madre del rey más sabio de Israel.


2 Samuel 12:24–25

Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová,

25 y envió un mensaje por medio de Natán profeta; así llamó su nombre Jedidías,a causa de Jehová.


Conclusión: Una lección para aprender de Betsabé es que su pecado fue dejado atrás, su pasado no determinó su presente o su futuro. Su pasado no le robó las bendiciones que le esperaban. Ella le dio a su hijo una educación piadosa."Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante" Filipenses 3:13


*Por favor deje un comentario si esta lección ha sido de bendición a su vida.


He agregado algunos versículos a continuación para aquellos que no están seguros si el cielo es su futuro hogar. Por favor, comparta conmigo si acepta al Señor Jesucristo como su Salvador a través de esta publicación. ¡Con gusto me alegraré con usted!


que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 10:9–13



96 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page