top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Adán y Eva: El Primer Matrimonio

Updated: Jun 27, 2023

Palabra del Día: Matrimonio

La unión legal de un hombre y una mujer como marido y mujer; Unión cercana.

Comenzamos la historia en el sexto día con el Señor formando (arcilla de alfarero) un hombre del polvo de la tierra, y ese hombre se convirtió en un ser viviente, y su nombre fue Adán. La palabra alma se refiere a una persona completa y no a algo materialista.

Génesis 2:7

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

El Señor había plantado un jardín hacia el este en Edén, que Edén significa "deleite o disfrute" como símbolo de gran fertilidad. Esa fue una indicación de una relación ininterrumpida con el Señor. En el jardín estaba el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. Adán iba a ser el cuidador del jardín, lo que significa que sería el guardián y el jardinero. También vemos que la palabra trabajo existía antes de la expulsión de Adán y Eva del jardín. Dios le ordenó a Adán que comiera libremente de todo árbol excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. En esta escena, Dios ya estaba implementando el diezmo del 10 por ciento. Todo esto es para decir que Adán podía comer de cualquier árbol simplemente menos de uno; al igual que nosotros hoy, debemos quedarnos con el noventa por ciento de nuestras ganancias, no con el cien por ciento. Dios creó un hombre moral con derecho a elegir entre el bien y el mal; Adam nunca fue diseñado para ser un títere.


Génesis 2:9

Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.

Génesis 2:15

Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

Génesis 2:16-17

Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;

17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

El Señor pensó que no era bueno que el hombre estuviera solo, y fue entonces cuando decidió crear a Eva para que fuera su ayuda idónea. Dios tomó una costilla de Adán e hizo una mujer, lo que sucedió cuando Adán estaba dormido. Debemos recordar que no había pecado, por lo que Adán no conocía el dolor. Debido a que Eva fue sacada de Adán, Adán decidió llamarla Mujer (Ishshah en hebreo). Este acto demuestra que él tenía autoridad sobre ella dada por Dios. La Biblia no habla de su apariencia física, pero Adán quedó impresionado al verla; ella debe haber sido tan hermosa. Cuando Adán la vio recitó lo siguente: "Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; esta será llamada Varona, porque del varón fue tomada". Génesis 2:23 Eva se convirtió en la primera mujer en nacer sin pecado y fue creada para que Adán viviera una vida de pureza.

Génesis 2:18

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

Génesis 2:21-22

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Los primeros votos matrimoniales, el plan de Dios para el matrimonio de un hombre y una mujer para toda la vida. La palabra "por tanto" significa (conclusión) para ser más específicos, no puede dar marcha atrás. El término "unirá" significa (unirse) ser fiel. Si él/ella no se va (familia), él/ella no puede unirse, ni pueden convertirse en una sola carne.

Génesis 2:24

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.


Y ambos estaban desnudos, no avergonzados; una vez más, vivieron una vida de pureza que glorificaba al Señor. Una vida sin culpa ni miedo que era un signo de integridad, una vida en el paraíso. Pero Satanás quería atacar su integridad; la serpiente era un animal creado por Dios pero usado por Satanás. La serpiente fue sutil al poner en duda las palabras de Dios.


Génesis 3:1

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?


Eva responde a la serpiente diciendo que Dios había dicho que había un árbol que no debían tocar ni comer. La única limitación era que no comieran de este árbol. A Adán y Eva nunca se les dijo que no lo tocaran. Aquí vemos que Eva estaba añadiendo al mandamiento de Dios. La serpiente le dijo a Eva que podía comer de él y no moriría. Eva cree a la serpiente y come del fruto prohibido, y cuando nota que es bueno y agradable a sus ojos, lo comparte con su esposo. El pecado de la desobediencia es un retrato de lo que vemos, lo codiciamos y por último lo tomamos. Eva pudo haber dicho NO a la serpiente, pero era débil en su relación con el Señor, al punto que dudó de Sus Palabras. Por otro lado, Adán le creyó a su esposa en lugar de confiar en lo que el Señor le había dicho.


Génesis 3:2-3

Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;

pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.


Génesis 3:4

Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;


Génesis 3:6

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.


Adán y Eva inmediatamente se avergonzaron de su desnudez y se hicieron delantales porque sabían que tenían que enfrentarse a Dios. No pensaron en las consecuencias que tendrían que enfrentar por la desobediencia. La serpiente fue maldecida y Dios prometió la redención a través de la simiente de una mujer. Una profecía dada por Dios que Él un día nos enviaría un Salvador, que es Jesucristo.


Génesis 3:7

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.


Génesis 3:14–15

Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

A Eva, Dios le dijo que iba a multiplicar los dolores en sus preñeces con tristeza (dolor), que es una palabra hebrea para árbol. La fuente del dolor también nos recuerda y nos da una esperanza que fue el día de la Crucifixión, que también sucedió en un árbol (Cruz). El amor de Dios es más significativo que el amor de cualquier otra persona. Si caemos, Él siempre estará allí para ayudarnos a reconectarnos con él.

Génesis 3:16

A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Hasta este punto, Eva aún no era Eva. Adán decide darle ese nombre que significa madre de todos los vivientes. Miraba hacia el futuro con fe en las promesas de Dios. Dios también hizo túnicas de piel de animal, quizás para dar a entender que un día habría un sacrificio de sangre.


Génesis 3:20–21

Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.

21 Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

Adán conoció a Eva. La palabra "conoció" se refiere a una relación sexual, y ella concibió a Caín y luego a Abel. Más tarde, Eva tuvo un tercer hijo llamado Set.


Génesis 4:1-2

Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.

Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.

Génesis 4:25

Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.

Adán y Eva y las características de sus hijos: Caín: labrador de la tierra, fácil de enojarse, el asesino de su hermano Abel, un mentiroso, un fugitivo, vivía en la tierra de Nod (Nómada) Abel: pastor de ovejas, ofreció el primer sacrificio Set: sustituto, su legado fue llamado los hijos de Dios

Conclusión: Aprendemos en esta historia que, aunque Dios nos perdona nuestros pecados, también tenemos que entender que las consecuencias vendrán a nuestras vidas cuando desobedecemos. La historia de Dios no termina con Adán y Eva; Nos dejó un libro completo (la Biblia) lleno de amor, conocimiento y promesas. ¡¡¡Dios es bueno!!!



52 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page