top of page
Search
  • Writer's picturePatricia

Abigail una Belleza Inteligente

Palabra del Día: Inteligente

Tener inteligencia o tener un grado de inteligencia.

Abigail era la bella e inteligente esposa de Nabal, y su nombre significaba "gozo". Se sabía que su esposo era un hombre rico y un hombre grosero y egoísta. Nada se dice sobre sus antecedentes solo que ella es la esposa de este hombre. El nombre de Nabal significaba "perverso" y se comportaba de acuerdo al significado de su nombre.

1 Samuel 25:3

Y aquel varón se llamaba Nabal, y su mujer, Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del linaje de Caleb.

Además de ser un hombre grosero, Nabal también era un borracho, por lo que debe haber sido difícil para Abigail vivir con este hombre. Abigail es descrita en la Biblia como bella e inteligente, y probablemente estuvo casada con este hombre por un matrimonio arreglado por sus padres. que era la costumbre en aquellos días ya que Nabal era un hombre rico.

Hubo una ocación en la vida de David, el futuro rey de Israel, que actuó de manera educada con Nabal. David envió a diez jóvenes a la casa de Nabal para solicitar cualquier cosa que tuviera a mano, supongo que David probablemente le estaba pidiendo comida y refugio a Nabal a cambio de haber protegido sus rebaños.


1 Samuel 25:5–8

Entonces envió David diez jóvenes y les dijo: Subid a Carmel e id a Nabal, y saludadle en mi nombre,

6 y decidle así: Sea paz a ti, y paz a tu familia, y paz a todo cuanto tienes.

7 He sabido que tienes esquiladores. Ahora, tus pastores han estado con nosotros; no les tratamos mal, ni les faltó nada en todo el tiempo que han estado en Carmel.

8 Pregunta a tus criados, y ellos te lo dirán. Hallen, por tanto, estos jóvenes gracia en tus ojos, porque hemos venido en buen día; te ruego que des lo que tuvieres a mano a tus siervos, y a tu hijo David.


Los jóvenes volvieron a David, le dijeron que Nabal los había insultado y que había negado todo lo que tenía a la mano. Las acciones de Nabal simplemente simplificaron quién era un hombre perverso. Nabal también fingió no saber quién era David, y no estaba dispuesto a honrar su favor.

1 Samuel 25:10–11

Y Nabal respondió a los jóvenes enviados por David, y dijo: ¿Quién es David, y quién es el hijo de Isaí? Muchos siervos hay hoy que huyen de sus señores.

11 ¿He de tomar yo ahora mi pan, mi agua, y la carne que he preparado para mis esquiladores, y darla a hombres que no sé de dónde son?

David estaba furioso con Nabal y ciño su espada y sus hombres también. En aquellos días, David era un hombre fuera de la ley con sus 600 hombres que vivían en las colinas escondiéndose de Saúl que quería matarlo. Nabal era un hombre muy rico, por lo que pedirle comida era como sacar migajas de una mesa.


1 Samuel 25:13

Entonces David dijo a sus hombres: Cíñase cada uno su espada. Y se ciñó cada uno su espada y también David se ciñó su espada; y subieron tras David como cuatrocientos hombres, y dejaron doscientos con el bagaje.

Abigail fue notificada sobre lo grosero que fue su esposo con los hombres del futuro rey. Su reacción no fue la reacción típica de una mujer que sufría a manos de un hombre como Nabal. Abigail me recuerda mucho a esas mujeres que vienen a la iglesia solas y se someten a maridos malvados, pero en medio de todo su deseo era honrar siempre al Señor con su sumisión. ¡Alabado sea el Señor por el testimonio de esta mujer!


1 Samuel 25:14

Pero uno de los criados dio aviso a Abigail mujer de Nabal, diciendo: He aquí David envió mensajeros del desierto que saludasen a nuestro amo, y él los ha zaherido.


Abigail sabía que su esposo iba a ser asesinado, de inmediato se movió con percepción y precisión para evitar la muerte de su esposo. Ella reunió suficiente comida y vino para David y sus hombres y se adelantó a su encuentro, pero no le mencionó nada a su esposo. De cualquier manera, probablemente estaba borracho

1 Samuel 25:18-19

Entonces Abigail tomó luego doscientos panes, dos cueros de vino, cinco ovejas guisadas, cinco medidas de grano tostado, cien racimos de uvas pasas, y doscientos panes de higos secos, y lo cargó todo en asnos.

19 Y dijo a sus criados: Id delante de mí, y yo os seguiré luego; y nada declaró a su marido Nabal.


Abigail usó su mente creativa para disminuir el daño que su esposo le había hecho a David. Ella suplicó por la vida de su esposo y se culpó a sí misma cuando no tuvo nada que ver con la acción de su esposo. Abigail no iba a ser responsable por las acciones de Nabal, pero mantuvo su fidelidad hacia él hasta el final. Ella sabía que David estaba enojado con Nabal y usó la sabiduría del Señor para calmar su corazón, sabía cómo llegar al corazón de un hombre. Su dulce voz exorcizó al demonio de la venganza del corazón de David y ganó su corazón con palabras amables de humillación.


1 Samuel 25:23-31

23 Y cuando Abigail vio a David, se bajó prontamente del asno, y postrándose sobre su rostro delante de David, se inclinó a tierra;

24 y se echó a sus pies, y dijo: Señor mío, sobre mí sea el pecado; mas te ruego que permitas que tu sierva hable a tus oídos, y escucha las palabras de tu sierva.

25 No haga caso ahora mi señor de ese hombre perverso, de Nabal; porque conforme a su nombre, así es. El se llama Nabal, y la insensatez está con él; mas yo tu sierva no vi a los jóvenes que tú enviaste.

26 Ahora pues, señor mío, vive Jehová, y vive tu alma, que Jehová te ha impedido el venir a derramar sangre y vengarte por tu propia mano. Sean, pues, como Nabal tus enemigos, y todos los que procuran mal contra mi señor.

27 Y ahora este presente que tu sierva ha traído a mi señor, sea dado a los hombres que siguen a mi señor.

28 Y yo te ruego que perdones a tu sierva esta ofensa; pues Jehová de cierto hará casa estable a mi señor, por cuanto mi señor pelea las batallas de Jehová, y mal no se ha hallado en ti en tus días.

29 Aunque alguien se haya levantado para perseguirte y atentar contra tu vida, con todo, la vida de mi señor será ligada en el haz de los que viven delante de Jehová tu Dios, y él arrojará la vida de tus enemigos como de en medio de la palma de una honda.

30 Y acontecerá que cuando Jehová haga con mi señor conforme a todo el bien que ha hablado de ti, y te establezca por príncipe sobre Israel,

31 entonces, señor mío, no tendrás motivo de pena ni remordimientos por haber derramado sangre sin causa, o por haberte vengado por ti mismo. Guárdese, pues, mi señor, y cuando Jehová haga bien a mi señor, acuérdate de tu sierva.


David escuchó su súplica y su consejo, y sus palabras nunca fueron una traición a su esposo, sino una demostración de que ella iba a ser fiel al compromiso matrimonial sin importar qué.

1 Samuel 25:32-33

Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que te envió para que hoy me encontrases.

33 Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tú, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano.


Cuando Abigail regresó, su esposo estaba teniendo un banquete, pero ella no le mencionó nada hasta la mañana siguiente. Justo después de que ella le cuenta Nabal sufre un ataque de corazón y muere diez días después del ataque al corazón.


1 Samuel 25:36-38

Y Abigail volvió a Nabal, y he aquí que él tenía banquete en su casa como banquete de rey; y el corazón de Nabal estaba alegre, y estaba completamente ebrio, por lo cual ella no le declaró cosa alguna hasta el día siguiente.

37 Pero por la mañana, cuando ya a Nabal se le habían pasado los efectos del vino, le refirió su mujer estas cosas; y desmayó su corazón en él, y se quedó como una piedra.

38 Y diez días después, Jehová hirió a Nabal, y murió.

Cuando David se dio cuenta que ella se había quedado viuda, envió a sus sirvientes a buscar a Abigail para hacerla su esposa. Estaba muy impresionado con su belleza, pero sobre todo con su gesto piadoso como la esposa de Nabal. Abigail no tuvo hijos con Nabal, pero tuvo un hijo con David y se llamaba Chileab, que significaba "Dios es mi juez".


1 Samuel 25:39-42

Luego que David oyó que Nabal había muerto, dijo: Bendito sea Jehová, que juzgó la causa de mi afrenta recibida de mano de Nabal, y ha preservado del mal a su siervo; y Jehová ha vuelto la maldad de Nabal sobre su propia cabeza. Después envió David a hablar con Abigail, para tomarla por su mujer.

40 Y los siervos de David vinieron a Abigail en Carmel, y hablaron con ella, diciendo: David nos ha enviado a ti, para tomarte por su mujer.

41 Y ella se levantó e inclinó su rostro a tierra, diciendo: He aquí tu sierva, que será una sierva para lavar los pies de los siervos de mi señor.

42 Y levantándose luego Abigail con cinco doncellas que le servían, montó en un asno y siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.

2 Samuel 3:3

su segundo Quileab, de Abigail la mujer de Nabal el de Carmel…


Conclusión: Esta historia me recuerda mucho a esas esposas que tienen que someterse a maridos malvados. Me gustaría dedicarles esta historia, mujeres de gran valor que siguen viniendo a la iglesia con la esperanza de que algún día ese esposo sea salv0. Alabado sea el Señor por esas mujeres y mi profundo respeto por ellas. ¡Por favor no se rindan en sus oraciones!


*Por favor deje un comentario si esta lección ha sido de bendición a su vida.


He agregado algunos versículos a continuación para aquellos que no están seguros si el cielo es su futuro hogar. Por favor, comparta conmigo si acepta al Señor Jesucristo como su Salvador a través de esta publicación. ¡Con gusto me alegraré con usted!


que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 10:9–13



8 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page